Corría el año 1971.  Un grupo de artesanos participa de las festividades del patrono “San Isidro Labrador”.  La feria es organizada por la Municipalidad del partido de San Isidro, y comienza en la plazoleta “Don Domingo de Acassuso” (frente a la plaza “Mitre”). Tal fue el éxito, que el público y los artesanos firman notas solicitando su continuación más allá del día festivo. Artesanos de otros lugares comienzan a acercarse para formar parte de la feria, por lo que la plazoleta resulta chica. Autorizan el traslado de la feria a la plaza “Mitre” (Av. Libertador e Ituzaingo), donde se encuentra actualmente.  Y así, la incipiente feria continúa desarrollando su camino hasta hoy en día, entre muchas alegrías y dificultades.  La “Feria Artesanal de San Isidro” es la más antigua de la Provincia de Buenos Aires.